Consejos legales ante una separación o divorcio. ¡Descúbrelos aquí!

En Paixao & Asociados, entendemos que una separación o divorcio puede ser un proceso emocionalmente difícil y legalmente complejo. Por eso, queremos brindarte algunos consejos legales clave para ayudarte a navegar por esta etapa de tu vida de la mejor manera posible. Consejos legales ante una separación o divorcio.

Busca asesoría legal:

1️⃣ En primer lugar, es fundamental contar con el apoyo y la orientación de un abogado especializado en derecho de familia. Un profesional experimentado te ayudará a comprender tus derechos, las opciones disponibles y te guiará a lo largo de todo el proceso legal.

Mantén la comunicación abierta:

2️⃣ Aunque la separación puede generar tensiones, es importante mantener una comunicación abierta y respetuosa con tu pareja. Esto facilitará la resolución de asuntos relacionados con la propiedad, los hijos y otros aspectos importantes.

Protege tus derechos patrimoniales:

3️⃣ Si tienes bienes o propiedades en común, es vital asegurarte de proteger tus derechos patrimoniales. Un abogado de familia te asesorará sobre cómo dividir los activos de manera justa y buscará la mejor solución para tus intereses financieros.

Considera el bienestar de los hijos:

4️⃣ Si tienes hijos, su bienestar debe ser una prioridad. Trabaja en conjunto con tu ex pareja para establecer acuerdos relacionados con la custodia, visitas y manutención de los hijos. Recuerda que siempre se busca el interés superior de los niños.

Documenta todo:

5️⃣ Mantén un registro detallado de todas las interacciones y comunicaciones relacionadas con la separación o el divorcio. Esto puede incluir correos electrónicos, mensajes de texto, facturas y otros documentos relevantes. Estos registros pueden ser útiles en caso de disputas futuras.

Cuida tu bienestar emocional:

6️⃣ No olvides cuidar de ti mismo durante este proceso. Busca apoyo emocional a través de amigos, familiares o terapeutas. Un equilibrio emocional sólido te permitirá tomar decisiones más claras y objetivas.

Tipificaciones

Estos datos podrían venir favorecidos por las últimas reformas legislativas que afectan a la institución del matrimonio en relación, fundamentalmente, a le des tipificación de las causas del divorcio. En la actual normativa, cualquiera que sea la forma de celebración del matrimonio, a petición de uno solo de los cónyuges, de ambos o de uno con el consentimiento del otro, cuando concurran los requisitos y circunstancias exigidos la novedosa tramitación extrajudicial del divorcio de mutuo acuerdo cuando no existan hijos menores o con capacidad modificada dependientes de los cónyuges. Es decir, en nuestra actual regulación se ha eliminado la exigencia de alegar cualquier tipo de causa que justifique la solicitud de la disolución del vínculo matrimonial.

El rompimiento

En estos casos en los que una pareja, ya sea de mutuo acuerdo ya sea de manera unilateral por uno de los cónyuges, decide romper su relación y disolver el vínculo matrimonial, existen una serie de recomendaciones dirigidas a que ese proceso sea lo más rápido y lo menos doloroso posible, sobre todo si existen hijos menores a los que inevitablemente les afectará la nueva situación familiar:

La reflexión necesaria

En primer lugar y, con carácter previo al inicio de cualquier actuación, sería aconsejable un periodo de reflexión, acompañado si fuese necesario de las oportunas terapias tendentes a valorar si la situación se puede reconducir.

Las posibilidades

Si pese a ello la decisión persiste y se mantiene la voluntad de separarse, si existen dudas sería preferible instar en primer lugar un proceso de separación, que, a diferencia del divorcio, no disuelve el vínculo matrimonial y podría quedar sin efecto si con posterioridad sobreviniese una reconciliación.

Mutuo acuerdo

El divorcio por mutuo consentimiento se reputará en sus efectos como decretado por culpa de ambos cónyuges, pero el juez podrá admitir la culpa de uno solo de los cónyuges si existe convención en este sentido. Sin embargo, hay ocasiones en las que la decisión es irrevocable y se tiene la plena convicción de querer divorciarse. En estos casos lo más conveniente para todos los implicados es que el procedimiento se desarrolle de mutuo acuerdo.

Intereses personales

El interés de los cónyuges, más allá de sus propios intereses personales, debe situase en interés de la familia, sobre todo cuando hay hijos menores que son los que sufren más especialmente las consecuencias de la decisión adoptada por sus padres.

El interés superior para proteger a los hijos y todas las decisiones a tomar por los progenitores deberían dirigirse a intentar que la nueva situación afecte de la forma menos gravosa posible a los hijos.

Para ello sería recomendable acudir a un mediador familiar que ayude a reestablecer el diálogo perdido entre la pareja y legitime a cada una de las partes a la hora de establecer los acuerdos que vayan a regir sus relaciones a partir del momento de la ruptura.

A través del procedimiento de mediación, el intermediario-mediador ayudará a los interesados a plasmar los pactos que voluntariamente quieran establecer entre ellos, de manera que ambas partes ganarán en el proceso, frente al tradicional esquema ganador-perdedor que se deriva del proceso judicial.

El proceso de mutuo acuerdo, ya sea judicial si existen hijos ya sea extrajudicial en caso de que no los haya se presenta entonces como la forma más eficaz, rápida y, en consecuencia, económica para poner fin al matrimonio.

Efectos derivados de la separación

¿Cuáles son los efectos de un divorcio?

Entre los efectos que produce el divorcio es importante mencionar que: La separación de cuerpos decretada por el Juez, suspende la obligación de cohabitación física y sexual entre los cónyuges, dejando subsistentes las demás obligaciones derivadas del matrimonio. Los problemas más comunes que se presentan en el comportamiento de los hijos de padres separados son la agresividad, la desobediencia, dificultades sociales, disminución en el rendimiento académico y baja autoestima.si se considera necesario, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta, siempre, el interés de aquéllos; la atribución del uso de la vivienda; la contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su caso; la liquidación, cuando proceda, del régimen económico del matrimonio; y la pensión que correspondiere satisfacer, en su caso, a uno de los cónyuges. Estos acuerdos presentados ante el órgano judicial serán aprobados por el Juez salvo si son dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de los cónyuges.

Mediación

La mediación familiar se realiza para resolver un conflicto derivado de, desacuerdos de padres en un divorcio, como puede ser la educación del niño o dónde va a vivir, disputas entre padres e hijos, desacuerdo entre hermanos para el cuidado de familiares. La mediación en familia permite acceder a un sistema de resolución de conflictos en el que un tercero imparcial, sin poder de decisión, llamado mediador o mediadora, ayuda a las partes a buscar por sí mismas una solución al conflicto y sus efectos, mediante acuerdos.

Equipo comprometido

En Paixao & Asociados, como abogados especializados en derecho de familia en Paraguay, estamos aquí para brindarte el apoyo legal que necesitas durante una separación o divorcio. Nuestro equipo está comprometido en proteger tus derechos y encontrar las soluciones más favorables para ti y tus seres queridos.

www.paixao-asociados.com

www.blog.paixao-asociados.com

wa.link/v6edgr

Abrir chat
1
"Asesoría en Derecho de Familia”
Consultas Jurídicas
¡Listo para recibir asesoramiento legal experto en Derecho de Familia¡Contáctanos por WhatsApp ahora mismo para obtener respuestas a tus preguntas y orientación confiable! Tu tranquilidad legal comienza con un mensaje. ¡Estamos aquí para ayudarte!
Ir al contenido